Guaidó pidió al dirigente bolivariano y al Ejército que dejen entrar ayuda humanitaria. Detuvieron a perodistas extranjeros, y Colombia no dejó entrar a “colaboradores de la dictadura”.
ecenas de miles de opositores venezolanos, encabezados por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, llamaron este miércoles en las calles a los militares a permitir la entrada de ayuda humanitaria y a desconocer a Nicolás Maduro como mandatario.

“No disparen en contra de un pueblo que exige también por su familia. Es una orden, soldado de la patria (…) ¡Basta!. Pensaron que generarían miedo, pero estamos en 5.000 puntos” del país, dijo Guaidó, en el acto central de la manifestación en la Universidad Central, en Caracas. Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, comentó además que recibió un “pleno respaldo” del presidente estadounidense, Donald Trump, quien lo llamó por teléfono.

Entre un tumulto de periodista y seguidores, Guaidó, que llevaba una bata médica que le regalaron, caminó con pacientes y enfermeros: “Nos hemos reencontrado en una mayoría poderosa que puede cambiar al país”, declaró. “Llegó Guaidó y la esperanza ya volvió”, cantaban sus seguidores. “Fuerza Armada recupera tu dignidad”, “Maduro usurpador”, rezaban pancartas de manifestantes en varios puntos de Caracas.

Durante la jornada hubo dos episodios de detención de periodistas por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno de Maduro: dos reporteros franceses, Pierre Caillé y Baptiste des Monstiers, de ‘Quotidien’ -un popular programa del canal televisivo TMC-, fueron arrestados en las proximidades del palacio presidencial de Miraflores.

En tanto en la misma zona habían sido detenidos horas antes dos reporteros chilenos, anunciaron el gobierno de Chile y una entidad gremial de prensa. El canciller chileno, Roberto Ampuero, indicó que el gobierno de Nicolás Maduro ordenó deportar a los periodistas “tras inexplicables 14 horas de detención”. “Es lo que hacen las dictaduras: pisotear libertad de prensa, acallar con violencia la libertad. Solo agradecer que compatriotas vuelvan a Chile sanos y a salvo”, escribió Ampuero en Twitter.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, había exigido este miércoles la “inmediata liberación” de Pérez y Barahona, detenidos junto con dos periodistas venezolanos, Maikel Yriarte y Ana Rodríguez, que los acompañaban cuando cubrían un acto del chavismo en las cercanías de Miraflores. Yriarte y Rodríguez habían sido liberados más temprano.

Según dijo Yriarte a TVN, las autoridades alegaron que los comunicadores violaban “una zona de seguridad”. Caillet y des Monstiers permanecen bajo custodia junto con “su productor en el país, Rolando Rodríguez (…), desde el mediodía” del martes, apuntó en tanto el SNTP.

En tanto, trascendió también este miércoles que Colombia prohibió la entrada a más de 200 personas que señaló como “colaboradores de la dictadura” de Maduro en Venezuela, informó la autoridad migratoria. “La decisión, soberana y discrecional, hace parte de las medidas tomadas por el Grupo de Lima, del que Colombia hace parte y que busca una salida pacífica a la crisis en Venezuela”, indicó Migración Colombia en un comunicado.

A primera hora del miércoles, Maduro comandó maniobras militares en Fuerte Tiuna, mayor complejo militar en Caracas, donde denunció que “mercenarios desertores” buscan desde Colombia fracturar a la Fuerza Armada. “Unidad monolítica! ¡Moral máxima! Llamo a la Fuerza Armada (…) a una gran renovación, a una gran revolución militar de la moral”, arengó Maduro a unos 2.500 soldados.

Aunque la cúpula militar la calificó como un “engaño”, Guaidó insiste en ofrecer amnistía a los militares que colaboren con una transición, buscando romper el sostén de Maduro, la Fuerza Armada. Washington, que no descarta una acción armada en Venezuela, llamó a los militares a apoyar la transició. En este pulso, Maduro encabeza varios actos oficiales. “¿Ustedes quieren que gobierne un títere de los gringos en Venezuela?, preguntó en un mitin. ¡Noooooooo!”, le respondieron.

Como contracara, con una bandera venezolana, en Plaza Altamira, en Chacao (este), Jaime Regalado pidió a los militares “que dejen entrar la ayuda humanitaria y se pongan del lado del pueblo”. “Estamos trabajando para que llegue lo más pronto posible la ayuda humanitaria, se va a formar una coalición internacional para atender la emergencia”, anunció Guaidó en la manifestación.

Dejar respuesta