El gigante asiático registró un superávit récord de casi 30.000 millones de dólares en junio, una cifra que puede alimentar la cólera de Donald Trump.
China registró el mes de junio un superávit récord con Estados Unidos de casi 30.000 millones de dólares, una cifra que puede alimentar la cólera de Donald Trump, que libra una guerra comercial contra el gigante asiático.

Se trata de un excedente comercial mensual récord, no visto desde 1999, según la agencia Bloomberg.

Las cifras de junio son las últimas publicadas antes de la entrada en vigor de unos aranceles punitivos del 25% que los dos países se impusieron recíprocamente a partir del 6 de julio, sobre un total de 34.000 millones de dólares de importaciones.

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusa a China de competencia desleal y de robar la tecnología de su país, y amenaza con imponer más derechos de aduana sobre la casi totalidad de las exportaciones chinas.

Pero pese a estas hostilidades, el comercio entre los dos países goza por ahora de buena salud: en los seis primeros meses del año, el comercio bilateral aumentó un 13,1%, y las exportaciones chinas con destino a Estados Unidos crecieron 13,6% (las importaciones un 11,8%).

Pekín, AFP-NA.

Dejar respuesta