Pablo Sosa, integrante de la junta interna de la PIAP, explicó que la situación de los trabajadores de la planta “es muy difícil porque al día de hoy no hemos cobrado ni un peso y lo más preocupante es que no hay fecha de pago todavía”.

Sosa contó que “durante el fin de semana hicimos cortes rotativos. Hoy extendimos la modalidad hasta las 16”, y agregó que, al finalizar la protesta, “realizamos una asamblea donde decidimos continuar con la medida de fuerza mañana bajo la misma modalidad: cortes intermitentes de 20 minutos donde aprovechamos para volantear y explicarle a los conductores nuestra situación”.

Sin embargo, señaló que hoy a las 11 habrá un reunión con el ministro de Energía de la provincia, Alejandro Monteiro, y advirtió que, de acuerdo con el resultado de ese encuentro, “resolveremos si continuamos o no con el corte de ruta hasta las 16”.

“Estamos exigiendo la reactivación de la planta, nosotros queremos volver a producir”, dijo el delegado, quien resaltó que “esta planta es la más grande del mundo, única en América”.

“Nosotros producimos agua pesada para las centrales nucleares que tenemos en el país: Atucha I, Atucha II y Embalse”, completó.

Dejar respuesta