El proyecto de ley que propone cobrar un arancel a los extranjeros que se atiendan en hospitales y cursen estudios en universidades públicas quedó este miércoles casi desactivado luego de una tensa reunión del interbloque de diputados de Cambiemos, en la que la mayoría de los radicales criticaron la falta de consulta interna y de respaldo estadístico.

Fuentes de la bancada oficialista de la Cámara de Diputados indicaron a NA que el proyecto presentado el último martes por la noche por el radical Luis Petri quedó con escasas chances de ser tratado, luego de que en una reunión de tres horas arreciaran los reproches.

El anuncio del Gobierno de Bolivia de revisar su legislación para firmar un acuerdo de reciprocidad en cuanto a la atención en hospitales y el enojo en las filas del radicalismo con la propuesta de cobrar por la educación universitaria fueron los factores que dejaron a la iniciativa casi muerta.

En una reunión del interbloque Cambiemos que duró más de tres horas, Petri recibió muchísimas críticas por haber presentado el proyecto sin consultarlo con el resto de la bancada y, principalmente, por carecer de respaldo estadístico en cuanto a la cuestión de las universidad públicas.

Según supo esta agencia, en la reunión los nuevos diputados se quejaron por tener que “enterarse por Clarín” sobre la presentación del proyecto y, entre ellos, uno de los más molestos fue el radical Albor Cantard, que como ex secretario de Políticas Universitarias destrozó el punto referido a la educación universitaria.

Buenos Aires, NA.

Dejar respuesta