La voz cantante ante la prensa la llevó el miembro del triunvirato de las CGT y referente de los “gordos”, Héctor Daer, quien ratificó que su sector y los independientes no marcharán el 21 de febrero junto al moyanismo. El referente de Sanidad consideró que la convocatoria “es por una agenda determinada” del Sindicato de Camioneros y exhortó a “mantener la institucionalidad y la unidad” de la central obrera.

El dirigente se pronunció de esta forma en medio de la fractura con Hugo Moyano, por lo cual encabezó en la sede de su gremio una reunión que convocó a 14 sindicatos de los que conforman el consejo directivo de la central.

A su vez, Daer no descartó que se convoqué “a un Congreso de la CGT en algún momento” si es que no se puede mantener la unidad con el moyanismo. Es que el peso específico de Los Gordos por la cantidad de afiliados podría volcar la balanza en esa instancia de deliberación de la central.

Además de Daer asistieron a la cumbre Armando Cavallieri (Comercio), Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos Quintana (en representación de Andrés Rodriguez de UPCN), Omar Maturano (La Fraternidad), Rodolfo Daer (Alimentación), Carlos Sueiro (aduana), Héctor Laplace (mineros), Sergio Romero (docentes), Luis Hlebowicz (pasteleros) y Noe Ruiz (Asociación de Modelos Argentinas) y representantes de las organizaciones de porteros y de supervisores metalúrgicos.

Luego de darle la espalda a Moyano, Daer dijo que se solidarizaba con todos los sindicatos en conflicto -inclusive con camioneros-, rechazó “el intento de vulnerar a los gremios a partir de extorsiones por la firma o no de una actualización salarial” y exigió “libertad para la negociación colectiva”

“Los sindicatos defenderán el poder adquisitivo porque no es posible que continúe achicándose la economía”, afirmó el triunviro cegetista, quien optó por “dejar definitivamente de lado” su encontronazo con su par Carlos Acuña por ser “personal”.

Dejar respuesta