La seccional bonaerense del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) rechazó el proyecto oficial de reforma laboral, que comenzaron a analizar en Trabajo los equipos técnicos y los abogados de la CGT y de la cartera laboral, y sostuvo que el trabajo humano es “un ordenador social”, por lo que “la flexibilización y el ajuste son disciplinadores que precarizan la vida de los trabajadores argentinos”.

Un comunicado firmado por los secretarios general y de Comunicación y Prensa de la organización sindical provincial, Juan Cuyas y Horacio Rodríguez, respectivamente, expresó su “total rechazo” al proyecto de “flexibilización laboral” impulsado por el Poder Ejecutivo y aseveró que la iniciativa procura modificar “aspectos sustanciales” de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), las indemnizaciones por despido y los juicios laborales.

“El proyecto se caracteriza por tener un claro sesgo en beneficio de los empresarios para contratar y despedir personal y redefine el concepto de trabajo que, a diferencia de la actual legislación, iguala las condiciones de patrones y trabajadores”, subrayaron.

Entre otros temas, la conducción bonaerense del gremio criticó que la iniciativa cuestione “la institución de la negociación colectiva”, por lo que “el Sadop y todo el movimiento obrero organizado arbitrará acciones gremiales administrativas y/o judiciales para sostener los históricos derechos de los trabajadores”, puntualizaron los dirigentes, quienes reclamaron “el mantenimiento de condiciones dignas de empleo”.

Las fuentes gremiales del sindicato docente privado indicaron a Télam que en los próximos días se sucederán los encuentros para continuar analizando el proyecto y adelantaron que el consejo directivo nacional fijará posición la semana próxima.

Dejar respuesta