Gendarmería reprimió un corte de trabajadores de Cresta Roja realizaron sobre la autopista Ezeiza-Cañuelas en rechazo a una oferta de la empresa que se hizo cargo de la avícola tras la quiebra de Rasic.

Gendarmería reprimió ayer por la mañana una protesta de trabajadores de Cresta Roja que reclamaban la indemnización impaga de la ex Rasic. Fue en un corte de ruta realizado a la altura de la localidad de El Jagüel, que comenzó minutos después de las 8 a la altura del kilómetro 31, donde funciona una de las plantas avícola.

Los trabajadores iniciaron un plan de acción en rechazo a una oferta de la empresa Proteinsa S.A para saldar una deuda, que incluye el pago de una indemnización por la quiebra de Rasic.

Tal como consta en el acta firmada en el Ministerio de Trabajo, la nueva empresa propuso pagar a cada obrero 15.000 pesos no remunerativos por única vez y en tres cuotas en septiembre, octubre y noviembre y una compensación, por la “porción impaga de dichos créditos laborales, mediante el reconocimiento proporcional de antigüedad que hubiese gozado cada trabajador en la fallida empresa, a partir del salario del mes de septiembre”.

Para los delegados de Cresta Roja, la propuesta empresarial es “inaceptable” porque -esgrimen- supone una inversión del acuerdo anterior, que consistía en ceder antigüedad a cambio de dinero.

“Hace meses que estamos en esta situación. Reclamamos que la empresa se haga cargo de lo que le corresponde y que pague las indemnizaciones que debe por haber cesado sus actividades en 2015. Queremos también que las autoridades intervengan y nos den una respuesta”, señaló en diálogo con Télam Mauricio Herrera, uno de los operarios.

Además, los trabajadores pretenden que la jueza Valeria Pérez Casado, quien interviene en la quiebra de Cresta Roja, les acerque una propuesta para destrabar el conflicto.

La avícola emplea en la actualidad a más de 2.300 empleados y redujo en un 30 por ciento la plantilla que tenía con anterioridad a que se declarara en quiebra.

En julio, la firma amenazó con despedir a 51 operarios pero, tras una protesta de los trabajadores que incluyó cortes en la autopista Ezeiza-Cañuelas, el Ministerio de Trabajo decretó la conciliación obligatoria y ordenó reincoporar a los cesanteados.

La planta 2, ubicada en el partido de Esteban Echeverría, se encuentra de paro y tomada desde hace ocho días.

Dejar respuesta