El gobierno de la provincia de Buenos Aires pondrá en marcha este miércoles el nuevo Centro Integral de Monitoreo, destinado a controlar los arrestos domiciliarios, los traslados de presos, casos de violencia de género y la instalación de unidades penitenciarias a través de cámaras, informaron fuentes de la Gobernación.
El nuevo Centro Integral de Monitoreo, que pondrá en marcha este miércoles la gobernadora María Eugenia Vidal, permitirá efectuar el seguimiento en tiempo real de los 1.560 internos con prisión domiciliaria, con un preciso control del rango y zona de inclusión prefijados, además de las salidas autorizadas por la Justicia a través de un GPS y un chip SIM.

Esa tecnología se utilizará también para los casos de violencia de género a través del sistema de pulseras duales. En el caso de una persona que esté denunciada por violencia y la Justicia le haya dictado una medida perimetral que le impide acercarse a una mujer que lo denunció, se le instala un dispositivo que funciona junto al botón antipánico, cuándo el agresor denunciado se acerca se emite el alerta en el Centro de monitoreo.

Asimismo, las 120 unidades destinadas al traslado de detenidos (micros de gran porte, ambulancias y camionetas) estarán monitoreadas a través de un GPS desde el mismo centro de observación.

Dejar respuesta