Otra muestra de que el fascismo continúa su escalada de terror atacando a la Revolución Bolivariana.

El presidente Nicolás Maduro condenó el ataque terrorista e indicó que está activado el plan de defensa aérea y ya se adelantan las investigaciones.

El ministro para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, denunció un ataque armado desde un helicóptero secuestrado al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, ambas ubicadas en la capital de Venezuela.

La nave recorrió el cielo de Caracas con una especie de pancarta con el artículo 350 de la Constitución y la palabra libertad.

El presidente Nicolás Maduro explicó que explosivos fueron arrojados desde un helicóptero secuestrado del CICP contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio de Interior.

“Inmediatamente se activó todo el plan de detección y defensa aérea, esta persona lanzó unas granadas, una no explotó, había en el Tribunal Supremo de Justicia una actividad social, pudieron haber ocasionado varias decenas de muertos, o heridos (…) y luego sobrevolaron sobre el Ministerio del Interior”, indicó desde el salón Gran Mariscal de Ayacucho en el Palacio de Miraflores en el marco de la entrega del Premio Nacional Simón Bolívar.

“Más temprano que tarde vamos a capturar a los que han hecho este ataque terrorista armado; condeno este ataque terrorista”, añadió.

El jefe de Estado instó a la coalición de partidos opositores de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MDU) a condenar este tipo de violencia “evidentemente golpista”, y aseguró que uno de los pilotos involucrados trabajaba para el exministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres (2013-2014), acusado de trabajar para la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA).

*La imagen muestra a Oscar Pérez. el secuestrador del helicóptero con el que intentó asesinar lanzando granadas.

Dejar respuesta