A partir de este mes, y sin previo aviso, el Ministerio de Desarrollo Social que comanda Carolina Stanley, decidió aplicar el olvidado decreto 432 que dictaminó Carlos Menem en 1997 y que establece más exigencias y condiciones que deben reunir quienes buscan acceder a una pensión.

Entre otras medidas, se quitó la ayuda social a beneficiarios cuyos cónyuges perciban una pensión o jubilación, incluida si es la mínima, mientras también sufrieron la baja de sus pensiones personas con dificultades para manejarse de manera independiente en caso de que cuenten con un tutor que perciba ingresos equivalentes a tres salarios mínimos, es decir, cuyo familiar tenga un ingreso formal de $ 21.000.

Dejar respuesta