María Eugenia Vidal encabezó un acto en San Isidro, donde dio a conocer los nuevos índices. Según informó, el año pasado se evitaron 21 muertes en relación con 2015. Colectivos feministas salieron al cruce por los abortos clandestinos.
La gobernadora María Eugenia Vidal anunció este martes que gracias a políticas que implementaron el último año, en 2016 lograron evitar 21 muertes maternas en relación con 2015.

“Queríamos entender qué pasaba, por qué la mortalidad materna estaba subiendo. Y empezamos a pensar en muchas acciones simultáneas, trabajar en lo que evita que haya más muertes”, dijo la gobernadora en conferencia de prensa.

Según los datos de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de 2015, en la Provincia se produjeron 126 muertes maternas, de las cuales 88 corresponden a partidos del Conurbano.

“La conciliación y consolidación de datos lleva mucho tiempo. Por caso en estadísticas vitales, la difusión se realiza con aproximadamente un año de diferencia, lo que dificulta la formulación de las políticas sanitarias”, se informó en un comunicado.

“Debido a esta situación, el Ministerio de Salud de la Provincia realizó un análisis preliminar de las muertes maternas reportadas por la Dirección de Información Sistematizada para reorientar tempranamente la política de salud a los lugares y grupos más vulnerables”, añade el parte de prensa.

A principios de 2016 se lanzó en la Provincia el programa “Cada vida cuenta” para poder identificar las muertes maternas dentro de las 72 horas de su ocurrencia e involucrar a los equipos técnicos para la implementación de acciones de mejora.

Al respecto, organizaciones feministas salieron al cruce en las redes sociales a raíz de estas estadísticas puesto que aseguran que la principal causa de mortalidad materna es el aborto clandestino.

Si bien en la Provincia rige el aborto no punible, que reconoce el derecho a la interrupción legal del embarazo cuando éste ponga en riesgo la vida o la salud de la persona o cuando sea producto de una violación, mueren aproximadamente 300 mujeres al año por este tipo de prácticas que no están registradas en las estadísticas oficiales.

Dejar respuesta