Apretado por la situación económica, el presidente sostuvo que “el kirchnerismo sistemáticamente pone palos en la rueda”, y cuestionó la huelga docente.
El presidente Mauricio Macri sostuvo que hay sectores que quieren desestabilizarlo, que “el kirchnerismo sistemáticamente pone palos en la rueda”, y cuestionó la huelga docente, la movilización de la CGT y el paro general que anunció la central sindical.

“Los cambios incomodan. Hay gente de buena fe a la que no le han cumplido, le han mentido y los cambios que generamos le incomodan”, dijo el Presidente en referencia a los problemas que ciertas políticas económicas, como la suba de tarifas, trajeron a la gente; informó Télam.

“Pero están los otros, esos a los que el cambio no les conviene porque a ellos les ha ido bien. Son las corporaciones y la dirigencia que con los incumplimientos, las obras que no hicieron, les ha ido bien”, remarcó enfático Macri, sin dar más detalles.

Sobre la posibilidad de que sea la ex presidenta Cristina Kirchner quién esté detrás del intento de desestabilización, Macri respondió: “No voy a hacer semejante nivel de acusación”, aunque advirtió: “Me queda claro que el kirchnerismo sistemáticamente pone palos en la rueda a todo lo que estamos haciendo”.

Luego, al ser indagado si adjudicaba la intención de desestabilización al docente Roberto Baradel, Macri se limitó a decir: “Es parte del kirchnerismo, es parte del kirchnerismo… Valoro muchísimo a los docentes. El problema acá es que un sector del gremialismo docente no hace ningún nivel de autocritica”.

“Estos gremios lograron que se privatice la educación pública argentina”, sentenció Macri.

“Los docentes deben ganar más, otro tema es la inflación y otro lo que cada provincia puede pagarle al docente”, sostuvo categórico el Presidente. “Hay que sentarse en una mesa a dialogar, pero con los chicos en clase”, aconsejó.

Dejar respuesta