Los gremios docentes bonaerenses rechazaron hoy la oferta de aumento salarial de un piso del 18 por ciento en cuatro cuotas formulada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires para 2017 que los volverá a convocar a una reunión en los próximos días, adelantaron fuentes gubernamentales.

Los gremios docentes bonaerenses rechazaron hoy la oferta del gobierno de la provincia de Buenos Aires para 2017 que los volverá a convocar a una reunión en los próximos días, adelantaron fuentes gubernamentales.

Así lo explicó María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, tras un encuentro de Comisión Técnica Salarial que se realizó en el ministerio de Economía, en La Plata, entre representantes del Frente Gremial -que integran Suteba, Feb, UDA y Amet- y Udocba con funcionarios de esa cartera y de las de Educación y la de Trabajo.

Con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita el inicio de clases el 6 de marzo próximo, el gobierno ofertó a los gremios un 18% como piso en cuatro tramos, ajustable por el índice de inflación del INDEC; pero a los gremios les pareció “insuficiente”.

“Necesitamos una paritaria nacional docente, que es un derecho de la democracia y debe ser respetado”, dijo Torre y añadió que “queremos una mejor recomposición salarial, sobre todo por la pérdida de poder adquisitivo que sufrimos en 2016”.

Sostuvo que “no podemos aceptar esta oferta del 18%. Es irrisorio el planteo que hacen. Como mujer, le digo a la gobernadora Vidal que con ese sueldo que nos proponen es imposible afrontar los gastos de una casa, sobre todo en este contexto de aumentos y tarifazos como el actual”.

En tanto, René Cruz, de la Feb, analizó que “lo que se ofrece, nos deja por debajo de la línea de pobreza, que está en $13.800. Serían $220 más por mes, lo cual es inaceptable ante el aumento de precios actual”.

Alejandro Salcedo, de Udocba, expresó que no aceptaron la propuesta dado que la provincia “tiene los recursos necesarios como dar un aumento mejor”.

Antes de la reunión, el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel había adelantado que rechazarían la oferta que firmaron otros sectores de estatales y adelantó que pedirán “por lo menos un 35%” de incremento en el sueldo del maestro de grado, que hoy está en $ 9.800, para quienes tienen un cargo frente a alumnos.

Del mismo modo, Mirta Petrocini, presidente de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), había afirmado que buscarán “que ningún docente gane menos que el monto que fija la línea de pobreza”.

Ambos dirigentes gremiales destacaron que “antes de discutir la mejora de 2017 tenemos que recuperar la pérdida del año pasado”, que estiman se encuentra que entre el 8 y 10 por ciento.

Petrocini aseguró que “las previsiones de las principales consultoras hablan de un 25% de inflación para el 2017, por lo cual un 18% es insuficiente, aún cuando se ejecute la ‘cláusula gatillo’, ya que significarían unos 200 pesos de aumento por mes, dependiendo de la carrera del docente”.

Con respecto a la “cláusula gatillo”, la presidente de la FEB indicó que “desde agosto estamos reclamando que se reabra la discusión salarial para recuperar nuestros ingresos. Con este antecedente, si esta cláusula va a depender de la voluntad del Gobierno, no podemos confiar en que se active de manera automática”.

En igual sentido, Miguel Díaz, titular de Udocba, manifestó que “nos quieren someter a salarios miserables, rechazamos la propuesta del 18% porque hay fondos”.

Fuentes del gobierno bonaerense atribuyeron el rechazo de la oferta a cuestiones políticas y explicaron a Télam que “Baradel es kirchnerista y no quiere que al gobierno le vaya bien, está en contra de todo”.

“El diálogo es posible entre quienes tienen voluntad de acordar. Los gremialistas deben defender el interés genuino de sus representados. Si el interés de llegar a un acuerdo es genuino, nos vamos a poner de acuerdo. Si el interés de Baradel no es gremial y es político, no. Y Baradel hace política. No defiende el verdadero interés de los maestros”.

Consideró el vocero gubernamental que “con nuestra propuesta los trabajadores nunca pierden” y remarcó que “el aumento de 18% es bueno”.

Aclararon desde el Ejecutivo que 18% es el piso que se plantea “y no el techo, que está atado a la inflación del INDEC” y recordaron que “por eso fue aceptado por la mayoría de los trabajadores y gremios (estatales), lo que permitió cerrar la paritaria”.

“¿Qué dejó la representación de Baradel al sector docente y educativo en los últimos 15 años? ¿Cuál es su modelo educativo? Las escuelas son un desastre”, reflexionaron y afirmaron que “Baradel es preceptor, no es maestro y nunca estuvo al frente del aula”.
El gobierno de María Eugenia Vidal enfatizó que “nuestro modelo es a favor del presentismo de los docentes, con evaluación y sin actos políticos en las escuelas”, por lo que insistió en que descontarán los días de paro.

Participaron por el Gobierno, Damián Bonari, subsecretario de Coordinación Económica; Manuel Vidal, subsecretario de Políticas Docentes y Gestión Territorial; y Mariano Muñoz, subsecretario de Trabajo.

Dejar respuesta