El oficialismo de Venezuela profundizó hoy su enfrentamiento con la oposición al advertir que no habrá este año “elecciones generales ni renuncia del presidente (Nicolás Maduro) ni abandono del cargo”, y llamar a sus simpatizantes a salir a las calles el lunes próximo, mismo día en que lo harán los opositores precisamente para reclamar comicios que permitan cambiar al gobierno.

Paralelamente, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, propuso que la coalición opositora anuncie el mismo lunes una reestructuración interna, mientras un grupo de personalidades anunció que iniciará el trámite de convocatoria a una asamblea constituyente con el objeto de “refundar” la república.

“Aquí no va a haber elecciones generales ni renuncia del presidente ni abandono del cargo; aquí, lo que va a haber es revolución; tampoco vamos a permitir la conspiración ni la violencia”, afirmó el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, capitán Diosdado Cabello, en conferencia de prensa.

“Que la oposición diga que quiere elecciones es problema de ellos; el Consejo Nacional Electoral (CNE) hizo el anuncio de un cronograma pero todo está retardado por la insistencia de la oposición en hacer un referendo que no hubo; la derecha ha vuelto a la carta de las elecciones y las conspiraciones”, dijo el diputado.

Se refirió a las elecciones de gobernadores que de acuerdo con la Constitución debieron efectuarse en diciembre pasado pero el CNE, bajo control del oficialismo, resolvió aplazar hasta mediados de este año.

Sin embargo, la autoridad electoral todavía no publicó el cronograma respectivo, por lo que amplios sectores opositores dudan de que puedan realizarse en el momento anunciado.

En cuanto al referendo revocatorio del mandato de Maduro, que la carta magna habilitaba a que se efectuara el año pasado, fue primero demorado y luego denegado por el CNE.

Cabello llamó a los simpatizantes del chavismo a realizar el lunes “una gran movilización nacional con epicentro en Caracas”, a la que definió como una marcha “alegre” y “de combate” para defender “la revolución” y, además, trasladar los restos de un guerrillero muerto hace 51 años al Panteón Nacional donde descansan los despojos del libertador Simón Bolívar.

Se trata de Fabricio Ojeda, hallado muerto en la cárcel el 21 de junio de 1966, cuatro días después de que él y el mítico guerrillero Douglas Bravo fueran declarados “traidores” por el Partido Comunista de Venezuela (PCV), que a partir de 1998 se convertiría en uno de los más firmes aliados del chavismo.

“El 23 de enero estaremos en la calle defendiendo la revolución; hemos hecho esfuerzos para que la oposición venezolana, pseudodemocrática, entienda que no nos vamos a dejar tumbar”, dijo el militar, y precisó que la manifestación pasará frente al edificio de la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral con holgada mayoría opositora.

“Pedimos a todos los venezolanos patriotas, revolucionarios, que nos acompañen en esta marcha, una marcha alegre porque es el reconocimiento de un mártir, una marcha de combate pues la derecha venezolana debe entender el respeto a esta Constitución”, arengó Cabello, según reportaron las agencias ANSA, DPA y EFE.

Para el lunes próximo también está convocada una gran manifestación callejera por parte de la MUD, con el objeto de reclamar elecciones generales anticipadas.

Según Torrealba, ese día debería ser aprovechado por la alianza opositora para presentar su propia reestructuración luego de un período marcado por fuertes disensos internos en relación con el diálogo con el gobierno, iniciado en octubre pasado y pronto congelado, y con la estrategia para provocar la salida anticipada del chavismo del poder.

“La MUD tiene que ser reestructurada para hacerla más útil, más eficiente, para que pueda prestar un mejor servicio al país”, dijo Torrealba este mediodía, entrevistado en la televisora Globovisión.

El lunes “sería una ocasión estupenda para que la MUD le plantee al país: así nos estamos reestructurando, así estamos replanteando nuestro mensaje, este es el camino para retomar la senda de triunfo que transitamos en 2015 y abandonemos la senda de frustraciones que enfrentamos en 2016”, agregó Torrealba.

El 23 de enero es una fecha emblemática en Venezuela desde que en esa fecha de 1958 cayó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y nació la llamada Cuarta República, que duró cuatro décadas -hasta el advenimiento del chavismo- y resultó el período más prolongado de vigencia de la democracia en la historia del país.

Mientras tanto, un grupo de personalidades convocó a iniciar la recolección de firmas de ciudadanos para poder convocar a una asamblea constituyente con carácter de “emergencia” y con el objeto de “refundar” la república, informó la ex jueza del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Blanca Rosa Mármol.

Dejar respuesta