El Gobierno había prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2016 la medida que regía desde hace 15 años pero no hubo nueva resolución y finalizó.

En una polémica omisión, el Gobierno dejó sin efecto la devolución de 5 puntos del IVA para las compras con tarjeta de débito. La medida estuvo vigente de manera ininterrumpida desde diciembre de 2001 y se complementaba con el retorno para los beneficiarios de planes sociales y jubilaciones que aprobó este mismo gobierno.

Esto se impuso como parte de la bancarización compulsiva que quiso imponer el por entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, que incluyo el “corralito”. Los sucesivos gobiernos la prorrogaron como forma de fomentar las transacciones formales. El de Mauricio Macri no fue la excepción: el 28 de abril, publicó en el Boletín Oficial la extensión del beneficio hasta el 31 de diciembre de 2016.

El fin de año pasó y con la llegada del primer día hábil de 2017, en el Boletín Oficial no hubo novedades de la devolución de esos 5 puntos del IVA para las compras con débito. Por lo tanto, oficialmente la misma perdió vigencia desde el domingo, a menos que el Gobierno corrija con otra resolución en los próximos días. Esto significa que los trabajadores ya no tendrán un reintegro a principio de cada mes por las compras que realizaron el mes pasado.

Inclusive, esto se complementaba con otra decisión que el Gobierno levantó como estratégica: la devolución de todo el IVA para beneficiarios de jubilaciones y planes sociales. Esto es porque la ley que aprobó el Congreso establecía el retorno de 15 puntos, a los cuales luego se le sumaba los 5 que ya acarrea cualquier compra con débito. Esto representa una quita de salario indirecto para los trabajadores. Paradójicamente, esto estaba incluido en el Presupuesto 2017 y estimaba su impacto fiscal en 7.500 millones de pesos, según señaló el economista Ariel Setton.

Dejar respuesta