Bullrich quiere reemplazar por militares los gendarmes que ya vigilan esas represas y las centrales nucleares.

El Gobierno nacional analiza autorizar, a través de un decreto de necesidad y urgencia, que militares remplacen a gendarmes en la protección de los llamados “objetivos estratégicos” como, por ejemplo, las centrales nucleares o las represas hidroeléctricas.

Según publicó un matutino porteño, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, le hizo un pedido por escrito a su par de Defensa, Julio Martínez, para avanzar con la medida.

Se busca poder destinar unos 1.200 miembros de la Gendarmería, que se encargan actualmente de esas tareas sobre los objetivos estratégicos, al patrullaje el Gran Buenos Aires en el marco del plan de seguridad lanzado por el Gobierno. Martínez contestó que tiene “tropas listas” para pasar a custodiar esos objetivos pero que primero necesita que le den “cobertura legal” a la decisión, se indicó.

Los militares custodiarían objetivos como las centrales nucleares de Atucha I y Atucha II o la represa hidroeléctrica de El Chocón y se buscaría autorizar la medida mediante un decreto de necesidad y urgencia o alguna interpretación nueva de las leyes de Defensa y Seguridad.

Otro camino para liberar gendarmes sería reemplazar a aquellos que integran misiones de paz de la ONU o expediciones a la Antártida por militares. Paralelamente, Martínez estudia la posibilidad de pedir un cambio al decreto 727 del 2006 de la ex ministra de Defensa Nilda Garré, que reglamentó la ley de Defensa.

En uno de sus artículos dice que “el sistema de defensa debe orientarse estructural y organizativamente hacia la conjuración de situaciones de agresión externa perpetradas por fuerzas armadas de otro Estado”.

Dejar respuesta