El ministro de Educación, Esteban Bullrich, afirmó que la Argentina fue excluida de la prueba PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos) de la OCDE por “incompetencia” de los funcionarios del área del gobierno anterior, que cometieron “errores graves” en la confección de la muestra, que llevó a desecharla.

La evaluación PISA que se realiza cada tres años está a cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que examina el rendimiento de alumnos de 15 años en áreas temáticas clave y además incluye en los resultados educativos la motivación de los alumnos por aprender, la concepción que éstos tienen sobre sí mismos y sus estrategias de aprendizaje.

En una conferencia de prensa, en la Casa de Gobierno, Bullrich explicó que sobre 13 mil escuelas, faltaron los resultados de más de 3000 y por ello la muestra no es comparable a otros países y aclaró que ello demuestra que la anterior gestión tuvo “poco apego y compromiso con las estadísticas”.

“Técnicamente el error es grave”, afirmó Bullrich.

Explicó que no fueron seleccionadas por los técnicos las escuelas que no fueron incluidas, sino que están al azar, pero se exhibe “un error grave. No hay forma de recuperar” el resultado, acotó.

Esta situación, agregó el ministro, es la que este gobierno no quiere que se repita. “No queremos ser noticia porque no hicimos las cosas bien” dijo y señaló que “ese país (en el pasado) no tenia compromiso con las estadísticas y la verdad; es el país del INDEC que no daba la inflación. Venimos a cambiar ese relato, la mala educación es visible”, dijo.

En respuesta a una pregunta Bullrich aclaró que la exclusión de la prueba PISA “no cuestiona a la educación pública, sino al funcionamiento del gobierno” anterior.

Se cuestiona como los técnicos trabajaron para construir la muestra”, dijo.

Bullrich se comprometió a que dentro de tres años la Argentina volverá a someterse a la prueba PISA, para que pueda sacar un “sobresaliente, porque hizo bien los deberes”, afirmó.

Dejar respuesta