El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva minimizó este miércoles la derrota del Partido de los Trabajadores en las eleccones municipales y condenó como “una desgracia” la postura contra el sistema político que se impuso en ciudades como San Pablo y Belo Horizonte.

“Cada vez más, en lugar de negar la política, tenemos que hacer política. La desgracia que tiene el que rechaza la política es ser gobernado por quienes hacen política, Y a quien le gusta la política siempre es una minoria, siempre es la élite”, dijo Lula en un discurso ante estudiantes universitarios en la Universidad Federal Sao Carlos, interior del estado de San Pablo.

Candidatos como el magnate Joao Doria y el ex presidente de Atlético Mineiro Alexandre Kalil se presentaron con un discurso que condena la práctica política y vencieron en las ciudades de San Pablo y Belo Horizonte respectivamente.

Además de perder la mayor ciudad del pais, San Pablo, el PT comandará apenas 254 municipios de Brasil, contra 638 que había obtenido en las elecciones municipales de 2012.

Al ser consultado sobre la derrota en el Gran San Pablo, donde el PT nació como fuerza obrera y se quedó sin gobiernos municipales, Lula respondió que “las elecciones son así, se ganan y se pierden, El PT en las anteriores venció en todo el Gran San Pablo y ahora perdió. En cuatro años vuelve. Eso es bueno para la democracia”.

Procesado por el juez Sérgio Moro, quien aceptó una denuncia por corrupción en su contra, Lula afirmó que es víctima de “mentiras”, pero tuvo espacio para hacer una autocrítica sobre la responsabilidad del PT en la crisis económica del gobierno de la ex presidenta destituida DIlma Rousseff,

“Estamos en una crisis, Tenemos responsabilidades. Hemos cometido errores”, dijo ante la platea.

La fuerza que más avanzó en los comicios municipales fue el Partido de la Social Democracia Braileña (PSDB), del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, quien es un aliado clave del gobierno de Michel Temer.

Dejar respuesta